Llevar un perro a casa se decide en familia.

Actualizado: may 24

Para poder lograr que un perro  forme parte de tu familia y sea realmente feliz y equilibrado, todos deben involucrarse en sus cuidados, educación, alimentación, ser contantes y congruentes.



Si en familia se ponen límites claros, se generan hábitos, se definen rutinas de alimentación, de ejercicio, de salidas al baño a socializar, entre otras cosas..., la educación y sobre todo la convivencia será muy agradable. Sin perder de vista que es un ser vivo que tiene necesidades y procesos físicos y emocionales como cualquiera. Cada proceso y adaptación dependerá de un sin fin de variantes como por ejemplo:


  • La edad en que lo lleves a casa y a la que fue separado de su madre y familia.

  • Raza, ya que la carga genética jamás debe sobreestimarse.

  • El tiempo que le dediques a cubrir sus necesidades físicas, emocionales, sociales e intelectuales.

  • El vínculo que hayas logrado con él y con el resto de la familia.

  • Tus conocimientos y el de la familia sobre la especie y lo anterior mencionado.



Debes saber que los perros a mí parecer no se portan bien ni mal, sólo se comportan como perros. Los perros muerden, ladran, hacen pipí y popo. Que lo hagan en el lugar "correcto" o "no", depende del enfoque, educación y del conocimiento que tengas sobre el tema.


Así que debe toda la familia pensar y yo opinaría que educarse sobre lo que es un perro en temas más profundos, así como su origen, necesidades generales, comportamiento y obviamente como comunicarse con ellos y sobre todo preguntarnos si tenemos el tiempo y las ganas de realmente hacer todo esto para que el perro pueda ser feliz.


Supongo ya los deje pensando, eso espero..., porque mi misión inicia generando empatía con estos maravillosos animales.


Seguiremos aprendiendo, los veo en el siguiente post.


Gabriela Zepeda



©  2020 por Fagaddie.com