Necesidades básicas de los perros.

Actualizado: ago 10


Las necesidades básicas de un perro para vivir feliz.

Si estás aquí es porque tienes la fortuna de tener o querer un perro en tu familia. Yo tuve la fortuna de tener un perro feliz y su nombre es Bongo; falleció en febrero de este año.


Los perros al igual que cualquier ser vivo tienen necesidades fisiológicas que necesitas ayudarles a cubrir para que conserven la vida. Así es, si no le ayudas a cubrirlas pueden morir.


En esta publicación no voy a hacer una lista de las necesidades de los perros (para que las conozcas ya te hice una interpretación muy a mi estilo de la pirámide de las jerarquías de las necesidades de los perros, con base en la interpretación de Linda Mikels, de su interpretación de la Pirámide de Maslow que coloque como portada de este post; espero con mucho cariño te sirva como check list para que revises si estás cubriendo cada una de ellas. Todas son importantes), lo que si haré es hablarte de como mantener a tu perro vivo y feliz. Yo tengo 4 perros y un gato, pero hubo una época en que éramos una familia de 5 perros, un gato, mi hijo humano y yo. Ahora Bongo ya no está físicamente en nuestras vidas, pero vive muy presente en mi corazón. Los perros necesitan que seas su familia antes que cualquier otra cosa, necesitan que lo arropes y que con tu amor les hagas comprender nuestro mundo humano. Ellos han sido separados de papá, mamá y sus hermanitos caninos. Así, sin más. Sin preguntarle, sin que nadie le explique a dónde fue mamá, sin que nadie le haga comprender que así es la vida de un perrito en el mundo humano.


Agradezco que estes leyendo estás líneas, porque busco llegar a tu corazón y ayudarte a comprender que ese perrito que hoy forma parte de tu familia; es un bebé, es un jovenazo, o tal vez un señor perro que ha llegado a cambiarte la vida. Si logras abrir tu corazón y conectar con su alma a través de sus ojos, podrás ver que su mayor necesidad, es ser parte de una familia que lo ame, que quiera comprenderlo y le ayude a entender este mundo humano tan nuevo para el, como lo es para ti el mundo del perro. Ahora somos una generación más consciente, una generación hambrienta de respuestas, será un placer responder unas cuantas de las que ya rondan tu corazón. Así es, yo busco llegar a tu corazón y poner una semilla a la que yo le llamo EMPATÍA.


Con mis maestros perros aprendí a amar y lo mejor ha sido ser correspondida. He aprendido que un perro al igual que un bebé humano necesita una alimentación óptima y adaptada a sus necesidades particulares. ¿Recuerdas cuando eras bebé?, (que pregunta Gaby…) pues imagina que sí. Imagina que mamá todo el tiempo está atenta de darte esa leche materna que emana de su corazón con la única intención de mantenerte vivo y sano. Esa mami que da la vida por la tuya. Ahora imagínate siendo tu, un pequeño cachorro que ya no tiene a mamá y que ya no tiene esa lechita deliciosa y calientita y que a sus 2-3 mesesitos de vida le ponen un plato de bolitas secas con sabor a intento de no se que…y que se supone DEBERÍAN de gustarle. Si me preguntas…, a esa edad, yo hubiera cruzado mares por tener la leche de mamá otra vez en mi pancita y no solo por el sabor, si no por el calor y el amor de mamá…, ahora dime tú, ¿qué le darías de comer a ese bebé que acaba de llegar a tu familia, después de haberme leído?. Yo no se tú, pero yo tengo el corazón arrugado tan sólo de ponerme un minuto en sus patitas…, mi bebé BONGO llegó a mi vida con tan sólo 5 meses y desde que llego me lleno el corazón de alegría, el era la viva esencia del amor, la felicidad, la simplicidad, la complicidad y en pocas palabras el más grande amor de mi vida. La felicidad se veía en sus ojos, el corazón y el amor le brotaba por los poros. Aún me pregunto si de haber hecho algo diferente el seguiría a mi lado, llenándome de amor, fuerza y paz. ¡Lo extraño tanto!


Un ser vivo humano o perro debe poder tener a su alcance el agua necesaria para crecer como un arbolito, ¡jaja!. ¡YO SÉ!, limpiar pipis en tu sala y por todos lados es una pesadilla, pero dime sinceramente, ¿tú cuantos AÑOS tardaste en aprender a ir al baño y dejar de usar el pañal?, ¿recuerdas que mamá alguna vez te haya dado una cachetada con el periódico o te haya puesto la carita encima de tu pipi o popo para que entendieras que no debías volver a hacer en lugares no destinados para hacer pis?. ¿NO LO RECUERDAS?


Espero haber logrado que comprendas que el alimento y el agua

te ayudan a seguir con vida.


Gracias a Dios, a la vida y a mi esfuerzo… tengo un techo sobre mi cabeza y una cama deliciosa donde puedo tener un descanso reparador y resguardarme de la intemperie y de los temores que ronden mi mente. Me queda claro que mi indirecta llego directa y sin escalas a ti, ¿cierto?. Así es, ellos al igual que tú, necesitan sentirse seguros y tener su espacio.


Y seguimos…, !dime una cosa¡… Si mamá ha dedicado tanto cariño a las pautas que mencionamos antes, ¿tú cómo crees que llevaría el tema de la higiene personal y el tema de salud.? Yo no se tú, pero…, si yo cuido mucho la forma de interactuar con mi bebé…, segurito pido lo mismo o mejor de los demás hacia mi pequeñín…. Ahí te lo dejo de tarea.


Ahora vamos a hablar de sus necesidades emocionales. ¿Recuerdas en que momento mamá te daba cariño cuando eras pequeño?, ¿lo hacia como una rutina?, ¿cómo una actividad más que cubrir en el día?. Si tú respuesta es NO, entonces por favor demuéstrale el amor que le tienes a tu perro a cada momento. No lo hagas solamente cuando te sientes triste o tu necesitas cariño. Ellos necesitan poder confiar en ti, saber que si algo anda mal, tú eres su super héroe y los salvaras del “hombre malo”, que pase lo que pase, puede confiar en ti. Tú eres y deberás ser su lugar seguro, su refugio y su paz. Sólo piensa en que o en quién te refugias cuando tienes miedo o te sientes en peligro.


La confianza se gana, ¿lo habías escuchado?. El “debe” confiar en ti y hacer lo que tu digas cuando llegas a tu casa; tan sólo por que tú lo piensas?. No, no, te saco de tu nube y te digo que no. Así como con el galán en turno, la amiga y tu familia…, deberás trabajar duro con lo que sea que ayude a que él sepa que puede confiar en ti. O a caso ¿eres de los que pretenden que un perro haga lo que ellos dicen a base de el miedo y “la jerarquía”?, Que sí respondes que si, ¡ahora mismo te lanzo el jarrón de la abuela!.



Pregunta… ¿Tienes amigos?, ¿valoras la amistad?, ¿entonces porqué no te has detenido a pensar que tu perro necesita tener una vida social activa?. En la pirámide Maslow te explican que para poder enfocarte o ocuparte de la relaciones sociales, primero debes tener cubiertas las necesidades “vitales”. ¿Qué quiere decir esto Gaby?, quiere decir que si ya tienes cubiertas las necesidades que te permiten seguir físicamente vivo, ahora ya te puedes ocupar de las necesidades del alma.



Podré tener la pancita llena, pero también necesito tener el corazón contento, jajaja. Tan vital es alimentar el cuerpo físico, como lo es alimentar y cuidar el bienestar del alma. Desafortunadamente no crecemos la mayoría con la conciencia de nuestro cuerpo espiritual y lo importante de cuidarlo. Aprendí que el alma es lo que somos; nuestra esencia. El alma está dentro de un recipiente (imagino una “botellita”) y tan importante es cuidar el bienestar general del envase, como lo es cuidar lo que hay dentro del envase. ¿Me explico?. Por eso debemos estar consientes, de lo importante que es para tu perro interactuar con humanos y con perros. Recuerda que son animales gregarios y para ellos no es natural estar solos, podemos ayudarles a ser más independientes, pero no es como tal su naturaleza. En la pancita de mamá durante la gestación, venían en grupito…, llegan a la vida y ¡catapum!. Ahora que lo sabes, ayúdale a tener esa actividad social y no seas negligente. Busca que tenga una vida social lejos de ti, un grupo de amigos de su especie y humanos. No tienes porque ser su único amigo humano, no seamos egoísta. El amor es libre y demostrarle tu amor, también es ayudarle a expandir su grupo social humano y canino. El celo es inseguridad y te aseguro que si haces bien todo lo que hemos mencionado antes, tu serás su mas grande amor y aunque no lo fueras. Amor es libertad en todos los sentidos, no lo olvides.



Recuerdan que al inicio les hable de mi perro Bongo; él es el viejo pastor inglés de las imágenes. Sé que mis otros perros son felices, pero el tenia escrito felicidad y plenitud en la frente. Con su ejemplo quiero ayudarte a comprender que la educación, está; si ya lo notaste, en los últimos escalones de las necesidades del perro, pero no menos importante. No me mal interpretes pero, tantas y tantas veces veo la necesidad de querer "educar al perro" en cuanto llega a casa. Incluso antes de conocerlo conocerlo o saber cómo está su mente y corazón con relación a la separación y/o cambio de vida que acaba de presentar el pequeñín. Por eso es para mí, muy importante que cuides la forma en la que le enseñas, las reglas de tu hogar, las rutinas y hábitos que hay que seguir y respetar en casa, para una sana y óptima convivencia. Ahora imagina como te hubiera gustado que te enseñaran esas mismas cosas, en tus manos está el cambiar la forma de enseñar. Bongo era un perro que respetaba nuestro hogar, me trataba con amor, sabía en qué momento debíamos caminar juntos y de "la mano" por seguridad y civismo y sobre todo sabía que pasará lo que pasará, si yo le pedía venir a mi lado..., no tenía de que temer, sabía que estaría seguro y lo que venía siempre era algo bueno, rico, divertido o por su seguridad. Enseñar es divertido, aprender a enseñarle todo lo que le enseñe a Bongo lo puedes hacer tu y si me preguntas, es la mejor opción. Sería un placer poder guiarte en su educación y así de la mano aprender a entenderse y sobre todo a comprenderse.


Y una vez que tu perro disfruta de estar vivo, ahora estará muy interesado en conocer nuevas cosas, el es mucho más que un perro bonito, simpático, divertido o cariñoso. Atrévete a descubrir juntos nuevos retos para ambos; recuerda que tú lo guiaras a cada paso. Te sorprenderás al descubrir las infinitas capacidades cognitivas e intelectuales de tu perro.


Ahora que lo sabes todo sobre sus necesidades, ve y disfruta del hermoso ángel que ha llegado a tu vida. Ser responsable de una vida debería ser mucho más valorado de lo que es hoy en día, pero yo sé que logré colarme por tus oídos y llegar a tu corazón para plantar la semilla de la EMPATÍA. Ahora te toca a ti no dejarla secar.




©  2020 por Fagaddie.com